LGM-BEACH

El LGM-Beach es una silla de ruedas personalizada que permite a una persona con distintas discapacidades poder desplazarse lo más cómodamente posible.  Dos motores de 24 voltios 400 vatios con dos reductoras cada uno.  Se maneja con un joystick. Asiento reclinable motorizado y reposapiés. Velocidad máxima de 10 km/h.